Página de fotografía y periodismo independiente de Córdoba. Imágenes de la otra Córdoba.

Más reciente

Fotos de la movilización contra la suba del boleto de transporte urbano

Hoy se realizó una concentración en Plaza San Martín para luego dirigirse hasta la Casa Radical, ubicada en la intersección de Bv. San Juan y Av. Vélez Sarsfield. El edificio de la Unión Cívica Radical se encontró vallado y con protección policial.

Por otra parte, el miércoles por la mañana, la Asamblea no al Cospelazo invita a reunirse a las 9:00 en Colón y Cañada y, posteriormente, manifestarse hasta el Concejo Deliberante de la ciudad.

El Ejecutivo municipal ingresó la semana pasada el proyecto que prevé una suba de 28,1%, similar a la otorgada en febrero pasado. El radicalismo pretende aprobarlo con mayoría propia el próximo miércoles.

La iniciativa ya tomó estado parlamentario y solicita un incremento en la tarifa del transporte urbano de pasajeros, que pasará a costar 4.10 pesos antes de febrero.

Con represión y patotas, el municipio de Malvinas rechazó el proyecto de ordenanza contra Monsanto

Eze Zingaro para Ecos Córdoba

Como indican los manuales de la mala política, la Municipalidad de Malvinas no dejó pasar a lxs vecinxs a la sesión pública del Concejo, custodió la entrada con policías, reprimió con infantería, y envió una patota para que agrediera a lxs miembrxs de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida.

De esta manera, el Concejo Deliberante de Malvinas Argentinas rechazó por unanimidad el proyecto presentado por iniciativa popular, en el que lxs ciudadanxs pedían crear una zona de resguardo ambiental para limitar las fumigaciones, e impulsar una consulta popular vinculante para decidir con el voto si querían o no la instalación de una planta acondicionadora de granos de la multinacional Monsanto.

Personal policial evitando el ingreso al Concejo Deliberante.

Personal policial evitando el ingreso al Concejo Deliberante.

A partir de las 19, un grupo de vecinxs de la ciudad y de barrios aledaños, se hizo presente frente al edificio del Ejecutivo para solicitar el ingreso a la sesión pública del Concejo que trataría el proyecto presentado por la Asamblea. Sin embargo, el Gobierno dispuso personal policial e infantería para evitar el derecho que tenían lxs manifestantes de ingresar al acto público.

Frente a esto, aproximadamente 100 vecinos intentaron ingresar para cerciorarse el correcto tratamiento de la propuesta pero chocaron con el personal de seguridad en la entrada del edificio, lo que provocó la rotura de una de las puertas de vidrio y un par de disparos de bala de goma hacia el cielo.

“No les importa ni nuestra salud, ni la salud de nadie. Sólo les importa el dinero (…) Ellos, que no discuten sobre la salud, son lo que generan la violencia, no el pueblo que reclama (…) Ellos no quieren someter a consulta popular porque tienen miedo”, indicó Matías Marizza, integrante de la Asamblea Malvinas lucha por la vida.
 

Represión tercerizada

Posteriormente, lxs manifestantes se dispusieron a esperar la salida de lxs concejalxs, que aún se encontraban labrando el acta de la sesión para escuchar las argumentaciones correspondientes.

Sin embargo, al parecer, el intendente Daniel Arzani tenía planeada otra situación.

A medida de que se fue oscureciendo, comenzaron a llegar vecinos con evidentes intenciones de provocar a los integrantes de la Asamblea.

Entonando cánticos a favor de la instalación de Monsanto y de Arzani, un grupo de alrededor de 30 personas – jóvenes en su mayoría – comenzó a increpar a los manifestantes con insultos y empujones.

Aproximadamente 15 agentes de infantería se hicieron presentes en el lugar.

Aproximadamente 15 agentes de infantería se hicieron presentes en el lugar.

Con una metodología que viene repitiéndose en distintos lugares del país cuando las comunidades se organizan contra los emprendimientos extractivistas, la patota agredió gravemente con piedras de considerable tamaño a las personas que se manifestaban fuera del edificio del Concejo Deliberante.

Una joven militante del MST e integrante de la Asamblea de Malvinas sufrió el golpe de un cascote en su cabeza, y tuvo que ser llevada a un centro asistencial para su atención, donde le realizaron cinco puntos de sutura.

La policía, luego de permitir el libre accionar de los agresores, intervino con un vallado improvisado, separando a ambos grupos.

Cadena de favores

Según manifestaron los propios agresores, la patota atacó a los vecinos porque “no iban a soportar que insulten a su concejala”.

Uno de los cabecillas del grupo, autoreferenciado como Gonzalo Martínez, explicó que pertenecen a la Agrupación Evita y responden a la concejala Rosa Estela Castañares, integrante del Partido de Unión por Córdoba.

“Si mi concejal dice: ‘Monsanto no va en Malvinas’, Monsanto no va en Malvinas. Y si mi concejal duda, yo dudo. Porque la elegí convencido, somos militantes del día a día”, argumentó el puntero barrial.

Según trascendió entre los vecinos, al dispersarse la manifestación, una funcionaria de la Municipalidad repartió cajones de cervezas a los agresores, y posteriormente, algunos de ellos fueron invitados a comer y tomar al Salón Palmeras, ubicado en la 1era Sección de la localidad.

Un grupo de treinta supuestos vecinos, agredieron con piedras a los manifestantes.

Un grupo de treinta supuestos vecinos, agredieron con piedras a los manifestantes.

Gonzalo Martínez: La voy a apoyar hasta el día que me muera.

ECOS: ¿Por más de que sea ilegal? Porque la Ley Nacional de Ambiente prevé los estudios ambientales previos y la consulta popular como herramienta necesaria.

– Si mi concejal está al margen de la ley, no la voy a poder seguir apoyando porque soy un tipo de derecha, de derecha. Peronista hasta el último pelo de mi cuerpo. No pasa por delasotista o kirchnerista, yo soy peronista.

– ¿Sabés cuándo se termina la obra?

Gonzalo Martínez, referente de la Agrupación Evita.

Gonzalo Martínez, referente de la Agrupación Evita.

– Desconozco

– ¿Y cuándo se decide el permiso definitorio?

– Por lo que tengo entendido, Daniel (Arzani) iba a firmar el permiso una vez comprobado que no se contaminaba. Desconozco cuándo es.

– Yo sé que mucha gente que está acá y responde a vos, ¿No te pareció una actitud patoteril?

– De acá yo manejo el 30% de la gente. El resto lo maneja la Agrupación, nuestra agrupación, yo soy un referente. Somos de Agrupación Evita.

Nosotros no estamos ni a favor ni en contra de Monsanto, lo único que hacemos es estar a favor de nuestra concejal, porque nosotros la pusimos. Desconozco por qué estaríamos a favor de la instalación de Monsanto.

Esto fue totalmente espontáneo. Una revuelta, reaccionó la gente. Hubo una golpiza, un par de piedras y todo se calmó ahí. Tranquilo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos de la 6ta Marcha de la Gorra en Córdoba


FOTOS DE LA SEXTA

MARCHA DE LA GORRA EN CÓRDOBA


 

El Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos convocó a la participación de la 6º Marcha de la Gorra realizada el martes 20 de Noviembre. Las consignas principales fueron: derogación del Código de Faltas, aparición con vida de Facundo Rivera y esclarecimiento de varios casos de asesinatos de jóvenes.

“Somos el presente que resiste ante el miedo y la humillación de instituciones y organismos que nos oprimen y violentan por pertenecer a una cultura. El próximo 20N, Agarra tu gorra y acompáñanos una vez más a marchar contra el actual Código de Faltas”, invita el colectivo.

En una movilización históricamente concurrente, más de 11 mil personas asistieron a una nueva edición de la Marcha de la Gorra, dejando en evidencias las falencias de un “Código de convivencia” que no contempla la libertad de todos los ciudadanos.

Al margen de que se trate de una estructura normativa realizada durante la última dictadura, especialistas han criticado transversalmente al Código de Faltas de Córdoba, principalmente en dos aspectos (considerados anticonstitucionales):
procedimiento policial y definición de las conductas.

Otorgar la autoridad a un policía para que sea juez y parte del destino de un joven que peca de portación de rostro, sin que intermedie incluso ningún tipo de asesoramiento legal, viola el principio de división de poderes desde el punto de vista constitucional.

Además, también está el problema de que no están claramente definidas las conductas punibles de contravenciones, como es el caso de merodeo, que sujeta la detención a la absoluta arbitrariedad de los uniformados.

Según informes realizados por la Universidad Nacional de Córdoba, las detenciones por contravención al Código de Faltas, que realiza la policía de la Provincia de Córdoba principalmente a jóvenes de entre 18 y 25 años de los sectores vulnerables, durante 2011 fueron 73.000 detenciones en toda la provincia de Córdoba, de las cuales 43.000 ocurrieron en la Capital.

Por ello decimos:

Basta de denigrarnos, ignorarnos Basta de violencia, Basta de demagogia hacia nuestros compañeros y compañeras somos actores sociales y políticos exigimos respeto hacia nuestros espacios e ideales, vivimos en democracia y tenemos la libertad de elegir las ideologías y las formas de construir nuestras redes que son las que le dan sentido y pertenencia a nuestros grandes discursos y planteos.” (Extracto del documento leído en el acto final)

 

Cuántas personas hubo en la 6ta Marcha de la Gorra en Córdoba 2012

Según los cálculos de Ciudad Sobrexpuesta, más de 11 mil personas marcharon en reclamo de la derogación del Código de Falta.

Según lo registrado durante la movilización, la extensión de la marcha cubrió desde la intersección de Av. Colón y Av. Gral Paz, hasta la calle Sucre.

En metros cuadrado, ese trayecto significan aproximadamente 4593 m² (0.005 km²).

A la hora de hablar de densidades comienza la complicación debido a que se trata de un tema más subjetivo, pero normalmente podemos hacer esta valoración:

4 Personas/m2 = Abarrotado, repleto total
3 Personas/m2 = Lleno
2 Personas/m2 = En grupo
1 Persona/m2 = Tranquilo

Por ser una marcha en movimiento y por lo que muestran los diferentes registros fotográficos, entendemos que en la movilización, a modo de promediar las diferentes densidades,  se ve una consistencia de entre 2 y 3 personas por metro cuadrado. Esto da el resultado de entre 11 mil y  12 mil asistentes.

4593 x 2,5 = 11482 personas aprox.

Cantidad de gente que hubo en la Sexta Marcha de la Gorra

Cantidad de gente que hubo en la Sexta Marcha de la Gorra

Para verificar dichos números, calculamos también la ocupación durante el acto en Plaza San Martín, pero considerando en esta ocasión una densidad de personas mayor, aportando que había 4 personas por metro cuadrado. Con este cálculo, nuevamente nos da que la cantidad de asistentes es entre 11 mil y 12 mil manifestantes.

Así, en los 2791.240 m² (0.003 km²) de superficie cubierta * 4 = 11164 personas apróx.

Veinte preguntas sobre el Código de Faltas

1) ¿Qué es el Código de Faltas?

Es una ley de la provincia de Córdoba, aprobada por la Legislatura con el número 8431. Supuestamente, el Código sirve para castigar algunas conductas (las “faltas”) que perjudican la vida cotidiana y así facilitar la convivencia. Pero en realidad, hoy el Código incluye muchos comportamientos que no afectan a nadie y que son, en muchos casos, el ejercicio de derechos que están en la Constitución Nacional.

2) ¿Cómo funciona el Código en la vida diaria?

Esta ley autoriza a la Policía a detener personas que estén cometiendo una falta (art. 123 del Código). A los detenidos se les puede imponer luego una pena de multa (máxima: 5000 pesos, art. 106) o de días de arresto (máximo: 180 días, art. 111). Durante 2007, según información oficial, la Policía hizo 15.000 (quince mil) detenciones en la ciudad de Córdoba. O sea, 41 detenciones por día.

3) ¿Qué pasa si me detienen?

Para detener a alguien, la Policía lo acusa de estar cometiendo una falta y luego lo lleva a una comisaría. Allí queda entre uno y tres días, esperando la “planilla de antecedentes”. Si no aparece alguna condena anterior, la Policía libera a la persona. Los días que estuvo presa no son el castigo por la falta, sino una “detención preventiva”. La persona debe volver diez o quince días después: ahí se le hace firmar un papel con la condena aplicada. Esto se llama “notificación” (art. 117). Cuando pone su firma, la persona está diciendo que se entera de la condena y que está de acuerdo. En general, no hay que cumplir la condena en ese momento. El arresto queda pendiente para la próxima detención (art. 22), porque estará en la “planilla”.

4) ¿Quién dicta la condena?

Lo hace un comisario (o subcomisario, en el interior) (art. 114).

5) ¿Cuándo tengo derecho al arresto en mi casa?

Según el mismo Código (art. 24), cuando no haya lugar en los establecimientos adecuados. También si la persona detenida es una mujer embarazada o que esté amamantando, o un individuo mayor de 60 años o que sufra alguna enfermedad o impedimento. Por último, el arresto domiciliario corresponde cuando la detención en otro lugar pudiera perjudicar de modo grave e irreparable a la familia de la persona arrestada.

6) ¿Cuánto tiempo queda la condena en mi registro?

Se mantiene por 2 (dos) años (art. 11).

7) ¿Qué quiere decir “apelar” la condena?

Significa rechazar la decisión del comisario, y pedir que un juez la revise (arts. 118 y 120). Para hacerlo, debe escribirse “APELO” antes de la firma en el papel donde figura la condena. Si no se puede, hay que ir inmediatamente después de firmar al juzgado de Faltas correspondiente (en la ciudad de Córdoba, en el edificio de Tribunales I, Caseros 555). Allí se presenta un papel con el nombre, DNI y domicilio de la persona condenada, y se pone por escrito lo ocurrido y se dice claramente que se quiere apelar la condena. En el mismo papel, debe pedirse la asignación de un abogado defensor gratuito (art. 15) si no se tiene dinero para uno privado. Este escrito de apelación debe llevarse en dos copias. Una es para el juzgado; la otra, con un sello que indica la fecha de presentación, queda para la persona que apela.

8) Si estoy detenido/a, ¿puedo apelar la condena?

Sí, a través de otro. Si luego de la condena la persona sigue arrestada, cualquiera puede hacer la apelación en su favor (art. 118).

9) Si apelo, ¿me pueden dar más días de arresto?

No. El juez solamente revisa la condena. Pued eliminarla, declarando inocente a la persona. Puede también confirmarla; pero no puede aumentarla (art. 122).

10) ¿Tiene la Policía derecho a detenerme por el Código de Faltas?

Sí, pero no corresponde. Sí puede porque el Código vigente le da esa atribución (art. 123). Pero no corresponde porque ese mismo Código es inconstitucional.

11) ¿Qué quiere decir que el Código es “inconstitucional”?

  Significa que va en contra de derechos asegurados en la Constitución Nacional, y que no debería mantenerse como ley de la Provincia. Hasta que la Legislatura lo elimine o lo cambie por otro, se puede pedir al juez que lo declare inconstitucional y que no lo aplique en el caso de la persona detenida.

12) ¿Por qué el Código es inconstitucional?

Hay dos razones principales. 1) El procedimiento del Código viola los derechos constitucionales de defensa y de acceso a la Justicia. 2) El Código castiga algunas formas de ejercer la libertad personal y los derechos constitucionales de circular, de trabajar y de expresarse, entre otros.

13) ¿Cómo afecta el derecho de defensa?

La Constitución (en su art. 18) garantiza ese derecho a tener un defensor. Pero según el Código “no es necesario” tener abogado (art. 15), a pesar de que está en juego la libertad de la persona.

14) ¿Cómo afecta el derecho de acceder a la Justicia?

Según la Constitución, solamente un juez “independiente” e “imparcial” puede resolver sobre los derechos y la libertad (Convención Americana de Derechos Humanos, arts. 8 y 25; esta Convención vale tanto como la Constitución).

En el Código de Faltas, la condena es dictada por un comisario o subcomisario (art. 114). No es un juez; tampoco es “independiente” (depende del Jefe de Policía y del Gobernador); tampoco es “imparcial” (integra la misma institución que detiene y acusa a la persona). No juzga “desde afuera”, sino que es parte en el procedimiento.

15) ¿Cómo afecta la libertad personal?

Nuestra Constitución (art. 19) garantiza esa libertad mientras no se dañe a otros ni se afecte el orden o la moral pública. El Estado no puede castigar el ejercicio de esa libertad personal. Pero el Código establece pena de arresto para quienes tomen una bebida alcohólica en la calle (art. 61), sin que ello afecte a nadie ni provoque ninguna alteración del orden.

16) ¿Cómo afecta a la libertad de circular?

La figura del “merodeo” (art. 98) castiga con arresto a quien esté “en actitud sospechosa” cerca de edificios o vehículos. El personal policial define qué resulta “sospechoso”: cualquier caminata por la calle puede convertirse en “merodeo”. No hace falta que nadie solicite a la Policía que actúe. Esto afecta el derecho a transitar (art. 14 de la Constitución). Algo parecido ocurre con la “omisión de identificarse” (art. 79 del Código), que permite arrestar a quien no se identifique ante la Policía o no responda sus preguntas.

17) ¿Cómo afecta el derecho a trabajar?

 Contra quienes ejercen el trabajo sexual se usa la figura de “prostitución molesta o escandalosa” (art. 45 del Código). Tampoco hace falta que alguien se sienta molesto o escandalizado: la Policía puede detener por iniciativa propia. Esta falta tiene una pena más alta que la de “escándalo público” (art. 52): se castiga especialmente al trabajo sexual. Así se violenta el derecho a trabajar (art. 14 de la Constitución y art. 6 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; este Pacto tiene el mismo valor que la Constitución).

18) ¿Cómo afecta a la libertad de expresión?

La figura de “reuniones públicas tumultuarias” (art. 99) también puede usarse contra manifestantes. La Policía decide qué es un tumulto y puede arrestar a quienes están en la marcha (aunque no participen en el tumulto ni lo causen). Esto puede limitarlos derechos a la libre expresión y a peticionar a las autoridades (art. 14 de la Constitución).

19) ¿Qué hacer frente al Código?

 Cada organización debe definirlo. Desde el punto de vista del derecho hay varias alternativas. Por ejemplo, puede usarse el hábeas corpus (art. 43 de la Constitución): es un escrito para pedir a un juez que libere a alguien detenido por Código de Faltas, solicitando que se declare inconstitucional el artículo que le hayan aplicado, y también que se le provea un abogado defensor. Cualquier persona, incluso sin abogado, puede presentar un hábeas corpus a favor de otro. Debe hacerse en la mesa de entradas de Tribunales II (Fructuoso Rivera 720) de lunes a viernes de 8 a 20 hs, y fuera de esos días y horarios, en la mesa de atención permanente en Tribunales I (Bolívar 250). Hay que llevar dos copias, para quedarse con una sellada y firmada por quien recibió el escrito. El hábeas corpus también puede usarse para pedir que se garanticen condiciones sanas de detención o para prevenir un arresto que esté por producirse.

Pueden pedirse acciones a otros poderes. El Gobernador, como jefe supremo de la Policía, puede ordenar que se asigne abogado defensor a cada detenido por faltas, o fijar pautas claras para las figuras más discutibles (como el “merodeo”). La Legislatura puede reformar o derogar el Código para asegurar el respeto de la Constitución. También puede designar los jueces de faltas que reemplacen a los comisarios, algo que se viene postergando desde 1994. El Tribunal Superior de Justicia puede dictar “normas prácticas” para la aplicación del Código (art. 127) ordenando que se provea abogado defensor a cada persona detenida, o que la “planilla de antecedentes” se espere en libertad, o que cada condena se apele automáticamente.

Estas son apenas algunas vías posibles: cada organización decidirá cuáles sirven a sus estrategias.

20) ¿Dónde puedo leer el Código de Faltas y un modelo de hábeas corpus?

Hay más información en http://codigodefaltas.blogspot.com

(*) Escrito realizado por Horacio Javier Etchichury, docente de la Universidad Nacional de Córdoba.

IV Marcha del Orgullo y la Diversidad Córdoba 2012

– Agos Coi –

El pasado sábado, miles de personas marcharon hasta el Palacio 6 de Julio en una nueva edición de la “Marcha del Orgullo y la Diversidad”, que por cuarta vez inundó de color y música las calles de Córdoba, bajo la consigna “Serás lo que quieras ser o no serás nada”.

Poco antes de las seis de la tarde, el Parque Las Heras comenzó a poblarse, y lo que hasta entonces había sido un silente sábado gris se convirtió en una fiesta multicolor, una verdadera celebración de la diversidad que reivindica los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.

Bajo la bandera del arcoíris, la multitud cruzó el Puente Centenario pasadas las 19 horas y comenzó el recorrido hasta la Plaza de la Intendencia. El ambiente fue de celebración y uno de los motivos principales la sanción de la Ley de Identidad de Género, la gran conquista de 2012.

La marcha no decepcionó, tuvo todos los ingredientes que se podían esperar de ella: música, extravagancia, baile, color, disfraces, pero fundamentalmente alegría, una jovialidad contagiosa que interpela e invita a unirse a la fiesta.

Lo que falta…  

Este año, los reclamos se centraron en la derogación del Código de Faltas, la inclusión laboral de las personas trans y la aplicación efectiva de la Ley de Educación Sexual Integral, que aunque fue sancionada en 2006, a fines del año pasado solo se había implementado en un 30 por ciento de las escuelas provinciales.

En cuanto al Código de Faltas provincial, ha sido el centro de polémicas y reclamos durante los últimos años, por parte de diferentes organizaciones que exigen su derogación, puesto que éste viola la Constitución nacional. Como indica Horacio Javier Etchichury, docente de Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho de la UNC, el actual Código es anticonstitucional, ya que no garantiza al detenido la asistencia de un abogado, o la presencia de un juez y castiga conductas como el merodeo, el trabajo sexual o la participación en reuniones tumultuarias, que son derechos que todo ciudadano posee.

Los organizadores

La Comisión Organizadora está conformada por las agrupaciones Devenir Diverse, ATTTA, el Movimiento Popular por la Igualdad (MPI), el Movimiento Evita, La Tosco, La Bisagra, Kapiango JP, Corriente Peronista Descamisados, HIJOS, Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos, Franja Morada, Agrupación Orientadora Radical (AGORA), la Asamblea Radical, Trece Ranchos, Elencos Concertados, Pido Gancho Producciones, Wally Show Cba. e independientes.

Cacerolazo: ¿Cuánta gente hubo en el #8N en Córdoba?

– Eze Zíngaro –

Miles de ciudadanos se concentraron en la intersección de Bv. San Juan y Vélez Sársfield para protestar – a grandes rasgos – contra el modelo político-económico del Gobierno Nacional de Cristina Fernández de Kirchner.

Una gran congregación de personas se manifestó frente al Patio Olmos para expresar su rechazo a distintas políticas llevadas a cabo por la gestión del Frente para la Victoria.

“Inseguridad, presión a la justicia, atentado a la libertad de expresión y la libertad de prensa, para que traigan de vuelta a la Fragata Libertad, no a la inflación, no a la devaluación, no al cepo al dólar, contra el voto a los 16, falta de funcionamiento del país, contra Moreno, contra las drogas, la violencia de género, no al aborto, contra la trata de personas, contra Cristina (la yegua), no queremos un país con odio, Aerolíneas Argentinas, Indec, basta de violencia, más policías en la calle, ‘con un año de militares se soluciona’, contra la re-reelección, falta de representación (incluso contra la oposición), que se vaya esta gente por corrupción, hay que bajar la edad de la imputabilidad, riesgo país, contra la cadena nacional, trabas a las importaciones de medicamentos y elementos de salud, no a la ley de discapacidad, 82% móvil, no hay libertad jurídica, no hay división de poderes, menos fútbol para todos, no a la modificación de la Constitución, basa de soberbia e inmoralidad generalizada, hace falta autocrítica, que se vayan…todos”.

Sin embargo, la frase “queremos que nos escuchen y cambien” no se les caía de la boca y si bien la consigna es válida, los problemas ocurren cuando la queja sale de brazos cruzados y no se plantean alternativas, ni se trabaja para que las cosas se modifiquen.

La vuelta de tuerca en este asunto sin embargo, es que los primeros que tiene que cambiar en esta película son precisamente los miles y miles de manifestantes que no reclaman otro derecho ciudadano que el propio, o el de los suyos.

Lo valioso que sería para el enriquecimiento político de la sociedad que ésta gente que con tanta vehemencia se quejó ayer, se movilice por causas que lo superan en lo directamente personal. ¿Qué pasaría si de repente más de medio millón de personas se manifestara contra la megaminería contaminante, contra el código de faltas, contra los agrotóxicos y la instalación de Monsanto, o contra el desalojo y asesinato de campesinos?, por sólo nombrar un par de problemáticas sociales que ni sueñan con convocar una multitud como la de ayer.

La falta de mérito de muchos de los asistentes no niega tampoco la veracidad de muchos de los reclamos. Sin embargo, al margen de esto, es acaso tan utópico imaginar una clase media solidaria, consciente, elevada de los intereses individuales? No es acaso demasiado obvio que ellos también son responsables de muchas de las consignas que embanderaron los cacerolazos de ayer?

No se trata de desmerecer la marcha en su totalidad, porque más de 500 mil personas en las calles no es algo cotidiano. Sin embargo es indispensable que se realice un salto cualitativo. Si no se sienten representados ni por el Gobierno Nacional, ni por la oposición, tal vez es hora de comenzar a ejercer la democracia participativa en primera persona y embarrarse un poquito las manos por el “país mejor” que tanto pregonan.

En los días previos a la movilización de ayer, Mónica Moore, integrante de una de las organizaciones que convocaba en Córdoba, señalaba a Cba24n que estaban “en contra de esta falsa democracia en las que estamos en todo nivel” en la que el pueblo sólo tiene la instancia electoral y después, no existe participación directa en los gobiernos.

Bienvenida la lectura crítica, sin embargo es fácil reconocer la falta ajena y no la responsabilidad propia en ese panorama de crisis política.

Cuánta gente hubo en la marcha del #8N en Córdoba

Tal vez es sólo anecdótico pero a la hora de informar es importante poder identificar cantidades de manifestantes para así diferenciar no sólo el éxito de la convocatoria, sino la intencionalidad de los medios de comunicación que tergiversan los datos para conveniencia propia.

El diario La Nación habló de una presencia de 55 mil personas frente al Patio Olmos. El portal Cadena 3 señaló que hubo 50 mil supuestos manifestantes (2 millones en todo el país). La Voz del Interior habló de más de 40 mil personas.  Cba24N indicó que había alrededor de 30 mil.

Aproximadamente, la superficie cubierta por los manifestantes, según lo observado a las 21 horas, fue de 14483 m² (0.014 km²).

A la hora de hablar de densidades comienza la complicación debido a que se trata de un tema más subjetivo, pero normalmente podemos hacer esta valoración:

4 Personas/m2 = Abarrotado, repleto total
3 Personas/m2 = Lleno
2 Personas/m2 = En grupo
1 Persona/m2 = Tranquilo

Continuando con la apreciación propia, lo observado en la marcha, sumado a lo visto en fotografías y videos, indica que a modo de promediar las diferentes densidades se ve una consistencia de entre 2 y 3 personas por metro cuadrado.

El resultado aproximativo entonces, considerando un margen de error, es que del 8N cordobés participaron entre 35 mil y 38 mil personas: 14483 m² x 2,5 densidad= 36207 personas.

Desarrolladores de desigualdad

Hablar de planificación inmobiliaria en Córdoba hoy en día pareciera ser imposible, o por lo menos, desde la visión del Estado.  El avasallamiento de los Desarrollistas Urbanos se hace notorio enmarcado en una coyuntura económica donde  el excedente de la economía se vuelca dadivoso sobre el mercado inmobiliario, y bajo la pasiva mirada de una ciudad en la que la política sobre el espacio urbano brilla por su ausencia.

// Revista Art.0 (Cecopal) – Eze Zingaro


La inestabilidad económica y la desconfianza hacia otras inversiones financieras, hacen que resulte tentadoramente más rentable invertir en ladrillos que destinar el dinero a operaciones bancarias, a la compra de acciones o monedas extranjeras, lo que impulsa el negocio inmobiliario en Córdoba hacia cifras récord.

Nutrido de esta situación, en los últimos años el rumbo urbanístico de la Ciudad de Córdoba se encuentra a entera disposición de la Cámara de Empresarios Desarrollistas Urbanos de Córdoba (CEDUC), quienes con la venia  del Gobierno, tienen la oportunidad de hacer grandes negocios mientras colateralmente  la ciudad crece donde, cuanto y como lo desean. La CEDUC es una asociación civil que reúne a los principales desarrollistas de Córdoba como Edisur, Ecipsa, Grupo Dinosaurio, Gama, entre otros; quienes se agrupan con el objetivo principal de trabajar por “la promoción, progreso y protección de la actividad desarrolladora urbana privada, de las industrias vinculadas, de los intereses profesionales de sus asociados y del armónico desarrollo económico y social de la provincia”, según indica la página web oficial de la CEDUC.

Sin embargo, lejos de crear un armónico desarrollo económico y social, la contracara de este paraíso empresario es la ruptura violenta del sistema urbano cordobés. La fragmentación social es también producto de una planificación urbanística privada que contribuye al sostenimiento y reproducción de las inequidades sociales. En coincidencia con lo que puntualizan los brasileños Edmilson Brito Rodríguez, Jurandir Santos de Novaes y Raimundo Silva, “la ciudad no es un mero reflejo de la sociedad ya que produce riquezas, produce y reproduce relaciones económicas, políticas y culturales. Refleja la estructura social, pero, al mismo tiempo, puede también impulsar dinámicas que acaben por definir esa estructura, o sea, además de heredar desigualdades de la estructura social, las profundiza”.[i]

La rentabilidad tiene nombre propio

El notorio incremento del poder de los empresarios desarrollistas no sólo se limita a la relación con el Gobierno, sino que también se traduce a un mayor protagonismo en las propias instituciones que agrupan a los diferentes sectores empresariales. Lejos de ser casualidad, los ilustres miembros de la CEDUC, se encuentran liderando varias de las principales entidades empresariales de la Provincia. En este sentido, podemos notar que Horacio Parga, director de la firma desarrollista Edisur, es también presidente de la CEDUC y al mismo tiempo presidente de la Bolsa de Comercio de Córdoba. O podemos encontrar también que el empresario de la construcción Martín Amengual, del grupo Regam, es desde septiembre del 2009 presidente de la siempre influyente Fundación Mediterránea, y miembro activo del Movimiento Productivo Argentino (asociación civil que tiene como presidente honorario a Eduardo Duhalde).

Por supuesto que la situación de privilegio de este selecto grupo también se ve favorecida por la incansable anuencia de ciertos medios de comunicación que día a día hacen que la actividad del sector de la construcción en la ciudad sea un negocio más que redondo. Particularmente, La Voz del Interior y los desarrollistas sostienen una relación simbiótica que beneficia a ambas partes. No hace falta ser un experto para dar cuenta que los desarrollistas urbanos publican reiteradamente numerosas publicidades de venta de loteos de countries o barrios privados de altura, que significan un cuantioso ingreso a las arcas del diario más leído de la Provincia.

Y en contra respuesta, el matutino retribuye a sus generosos socios con propagandas narrativizadas que dejan bien parado al sector de la construcción. “Córdoba cuna de desarrollistas”,[ii] titulaba La Voz  del Interior parar relatar generosamente que la cantidad de emprendimientos de este tipo en Córdoba duplicaba la de Rosario, y crecía más rápido que en Buenos Aires. De esta manera, la poderosa CEDUC cuenta con un integral dispositivo de marketing y publicidad que lo posicionan de una manera favorable ante la opinión pública.

Curioso es que, no conforme con la rentabilidad actual, la CEDUC hace uso de su poderío y de su capacidad de lobby para presionar al Gobierno Provincial para que intervenga con políticas de estado que ajusten los mecanismos de articulación con el Municipio para facilitar la continuidad de la máquina inmobiliaria a gran escala. La posibilidad de exenciones impositivas y diferimiento en el cumplimiento de las obligaciones fiscales, créditos en condiciones de fomento, subsidios, becas y asistencia técnica, y la provisión de infraestructura de servicios públicos esenciales, son algunos de los beneficios que pretenden los empresarios, y que el Gobierno está en condiciones de otorgar si así lo desea.

Claro está que sin importar colores o banderas partidarias, los intereses empresariales requieren de un Gobierno que acompañe y favorezca el proceso generando las condiciones económicas y legales que permitan el despliegue del modelo.

Del otro lado de la vereda, el Gobierno entiende que los mercados inmobiliarios urbanos son uno de los principales vehículos de acumulación de capital, y considera que el crecimiento del sector es fundamental para explicar el dinamismo económico actual y es por esto que el rubro merece ser respaldado con medidas que lo fortalezcan. Además, tanto políticos como empresarios del sector destacan su contribución a la creación de empleo (moviliza a más de 32.000 trabajadores en la provincia), al aumento de la recaudación de impuestos y al impulso de la actividad turística.

Sin embargo nada de esto justifica el desenfreno en materia de edificación desconociendo cualquier tipo de criterio planificador, causando daños ambientales irreparables y, en definitiva, dando lugar a un territorio cada vez más desequilibrado e injusto.

Mientras que los empresarios desarrollistas aplauden los créditos hipotecarios subsidiados del Banco de Córdoba que significan una importante herramienta financiera de venta de proyectos de alta gama, la clase media-baja espera y desespera por una vivienda digna que brilla por su ausencia. La ordenanza que decreta la constitución de un Banco de Tierras Municipal podría llegar a ser una solución habitacional para los sectores más postergados de la ciudad, sólo si en algún momento logra sortear el cerco político-empresarial que pospone sucesivamente su reglamentación.

Como señala Neil Smith (2004)[iii], el urbanismo neoliberal se conforma como un modo específico de hacer ciudad plenamente coherente con los procesos globales de reestructuración socioeconómica. La complacencia del Estado favorece el aumento de la desigualdad social ya que los nuevos proyectos de desarrollo urbano no se limitan sólo a la construcción de edificios, sino que está en auge la ejecución de grandes proyectos que suponen transformaciones de amplias zonas, con las consecuencias sociales que ello implica.

Como bien puntualiza Smith, las consecuencias de este modelo de desarrollo inmobiliario son extremadamente preocupantes ya que se produce una profundización de la división socioeconómica del espacio. “Se aleja la posibilidad de configurar espacios urbanos mixtos desde el punto de vista social, la ciudad es cada vez más la suma inconexa de una serie de áreas sociales internamente muy homogéneas. Áreas definidas básicamente por la capacidad de compra (y endeudamiento) de los adquirientes de vivienda”, explica el autor.

[i] Brito Rodríguez Edmilson, Santos Jurandir (org). “Luzes na floresta. O governo democrático e popular em Belém“(1997-2001), Prefeitura Municipal de Belém, Belém, 2002, 255 p.

[ii]Diario La Voz del Interior, Sección de Economía y Negocios, Día 24/04/2011

[iii]Smith, N. (2004), “New Globalism, New Urbanism: Gentrification as a Global Urban Strategy”, en: Brenner, N. y Theodore, N. (eds.), Spaces of Neoliberalism. Restructuring in North America and Western Europe, Blackwell, Oxford, pp. 80-103.

Córdoba: Marcha Mundial contra Monsanto

// http://www.ecoscordoba.com.arEze Zingaro

Alrededor de 8 mil vecinos de la ciudad y de localidades cercanas se movilizaron en visible disconformidad con la plantación de semillas transgénicas.

“Porque el progreso que contamina, enferma y mata NO ES PROGRESO”

Al igual que en distintas ciudades de todo el mundo, Córdoba se opuso a la multinacional Monsanto. Desde hace dos meses, el gobierno de nuestra provincia aceptó la instalación de la nueva planta productora de maíz transgénico en la localidad de Malvinas Argentinas. Los vecinos demostraron su descontento, no solo con la unidad empresaria, sino también con el modelo agroindustrial que ella conlleva.